Cookie Consent by FreePrivacyPolicy.com

¿Qué son los psicofármacos?
Guía para Mujeres sordas

Psicofármacos: ¿Sabes qué son?

Peligros por mal uso

Usar mal los psicofármacos puede generar una adicción, por eso se les llama “drogas legales”. Si se tomas más pastillas al día de las indicadas, durante mucho tiempo o sin control del médico o médica el cuerpo se acostumbra a esta medicación y ya no hace efectos positivos, se le llama tolerancia.


Por ejemplo, si tomamos antidepresivos durante más de un año nuestro cuerpo se adapta a la medicación. Puede que vuelva la sensación de tristeza y por eso tomamos dos pastillas. Durante unas semanas nos volveremos a sentir mejor, pero después de un tiempo necesitaremos tomar tres. Al final nos seguimos encontrando deprimidas, y además frustradas porque no vemos solución del problema real y seguimos tomando cada vez más y más medicación.


Tomar psicofármacos durante demasiado tiempo puede provocar pérdida de memoria, falta de reflejos o caídas. Se eleva el nivel de nerviosismo, se pierde la paciencia y se discute con facilidad. Los ataques de ansiedad se repiten, y el estado de ánimo cambia rápidamente, de llorar a reír, sin motivo.

Es muy peligroso dejar de tomar la medicación de golpe, y sin control de un profesional médico: se pueden sufrir ataques de pánico o de miedo extremo, sensaciones extrañas como si estuviera fuera del cuerpo, sentirse observada o pensar que las personas están contra ti.


Tomar muchísimas pastillas de una vez puede producir el coma o la muerte: se llama intoxicación.


Especialmente peligroso es tomar psicofármacos con alcohol. Provoca un sopor muy intenso (bajón). Podrías quedarte dormida, vomitar y morir ahogada con tu vómito. Muchas personas que han mezclado psicofármacos y alcohol no recuerdan si ya han tomado la medicación y vuelven a tomarla, así una y otra vez. El alcohol aumenta el efecto de tranquilidad, puede que te encuentres excesivamente valiente además de irascible, y al final tengas alguna pelea.


La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha alertado del riesgo de que los profesionales de la salud receten psicofármacos a demasiadas personas. Especialmente a mujeres que, realmente, no tiene una enfermedad de salud mental, pero que se sienten agobiadas por tener demasiado trabajo, muchas preocupaciones y problemas emocionales.

En resumen…

Tomar psicofármacos durante mucho tiempo puede tener peligros: adicción (dependencia), pérdida de memoria, falta de reflejos, sensaciones extrañas, nerviosismo, etc. Los psicofármacos tienen un efecto positivo cuando se usan para casos concretos y acompañados de terapia, pero si se toman durante mucho tiempo o se usan mal, puede ser peligroso.