Enlaces de interés Enlaces de interés


                Contacto

Enlaces de interés

sobre esta web ¿Qué es LSE?

   Inicio / ¿Qué es LSE?

La lengua de signos española (LSE) es una lengua como cualquier otra, como el español, el inglés o el francés, pero con la particularidad de que se expresa a través de las manos, el cuerpo y la cara. De todas maneras seguro que ya estás familiarizado con ella porque cada vez está más presente en la sociedad: en la televisión, en los colegios, en los cuentos…. y seguro que si tienes una hija o un hijo sordo te interesará especialmente aprender esta lengua.


La LSE tiene su propia gramática (como cualquier otra lengua) y no hay una única lengua de signos en el mundo, sino muchas. Incluso dentro de un mismo país puede haber distintas lenguas de signos. Aquí en España hay dos: la lengua de signos española y la lengua de signos catalana, con sus características propias.


Vosotros y vosotras queréis aprender LSE para comunicaros con vuestro hijo o hija ¿verdad? No para ser profesionales expertos, así que tomaos vuestro tiempo. Ya sabe que para avanzar y mejorar es necesario probar, intentar, equivocarse, y tal vez os pueda parecer difícil al principio, pero es cuestión de acostumbrarse a esta nueva forma de comunicarse: PACIENCIA.


La LSE es una lengua visual, y a medida que vayas aprendiéndola iréis desarrollando la atención y la memoria visuales, la expresión facial, la agilidad manual, etc. Con un poco de esfuerzo y práctica lo conseguiréis, ¡no lo dudéis! Además, con esta web podréis organizar vuestro tiempo como mejor os convenga. Si os planificáis y reserváis un poco de tiempo para aprender y practicar todo será mucho más fácil: ORGANIZACIÓN.


A lo mejor habéis oído cosas como que la LSE puede ser negativa para que vuestra hija o hijo sordo hable, y que es mejor que no la aprenda. No es así. La LSE y la lengua oral se complementan de forma positiva. La LSE facilita la comunicación desde que son pequeños, ayuda a las niñas y niños sordos a entender lo que viven desde el primer momento y contribuye a comprender y dar sentido a lo que se habla. Además, la mayoría de los niños y niñas tienen padres oyentes y muchos de ellos son bilingües (LSE y lengua oral) y tienen un buen desarrollo en ambas lenguas.


Con la LSE podréis solucionar momentos tan cotidianos como explicarle lo importante que es llevar baterías de recambio para el audífono o el implante coclear y cómo cambiarlas; o explicarle que se le ha estropeado y por eso oye diferente; comunicaros con él o ella en el momento de la ducha, del baño, o cuando está enfermo, etc. Ser sordo o sorda no es algo que vaya a paralizar vuestra vida: ¡a comunicaros desde el primer momento!


A veces se tiende a intentar aprender cómo se dice en LSE una serie de palabras… no está mal, pero es mejor practicar desde el principio con expresiones y frases completas que vais a necesitar para comunicaros con vuestro hijo o hija, y no siempre se dicen “palabra por palabra” igual que se dirían en español. Acostumbraos cuanto antes a la forma en la que se dicen en LSE y así todo irá mucho mejor. Por ejemplo, si queréis preguntarle que si “tiene hambre”, en LSE, en este caso no se pone el verbo “tener”, se preguntaría directamente: “¿Hambre? De todas maneras, llegarán momentos en los que no sepáis cómo se dice algo en LSE, ¡lógico! No olvidéis que tenéis muchos recursos personales de los que podéis echar mano: habla, hacer algo de mimo, palabra complementada o bimodal, dibujar, señalar los objetos, escribir en un cuadernillo las palabras, etc.


Una buena idea para practicar y aprender: participar en actividades con personas sordas, con niñas y niños sordos, y con otros familiares. Sin daros cuenta aprenderéis mucha LSE y también cómo se comunican otros niños, niñas y adultos en situaciones naturales y “reales”. Además, seguro que será muy gratificante conocer a otros padres y madres que están en vuestra misma situación, o que ya han pasado por algo parecido; seguro que os aclararán muchas dudas y preocupaciones.


Y por supuesto, también podéis ir a clases de LSE. Seguro que en alguna asociación o federación de personas sordas os pueden informar de cursos disponibles.


En este enlace encontraréis todas las federaciones de personas sordas que existen en España: FEDERACIONES DE PERSONAS SORDAS


Ya os habréis dado cuenta de que para expresarse en LSE se usan las manos, la cara, el cuerpo en general, y también a veces hay que moverse y usar el espacio. Cuando estéis comunicándoos con alguien o viendo algún vídeo no miréis solo las manos, sino todo en general: también la cara y el cuerpo . Si os fijáis solo en las manos os perderéis mucha información y es posible que no entendáis lo que está diciendo.


Para realizar un signo hay veces que solo se mueve una mano, o porque solo se utiliza una mano o porque cuando se usan dos, una de ellas se deja quieta y la otra se mueve. La que se mueve es la que se llama “mano activa o dominante” y en las personas diestras es la mano derecha, y en las zurdas la izquierda. En los vídeos que ves en LSE la persona que signa es diestra, así que recuerda que si eres zurdo tendrás que hacerlo con la mano izquierda.


Como habréis visto, los signos van acompañados de flechas que indican cómo es el movimiento del signo cuando se expresa: puede ser un movimiento en línea recta, o curvo, circular, en zig-zag, etc. Esto os ayudará a saber cómo se ejecuta el signo.


Cada ejemplo de signo o frase se representa con una glosa y su significado correspondiente en español.


Estas glosas, que son las palabras y las frases que presentan la estructura de la LSE, se resaltan en mayúscula y negrita. A continuación, te presentamos el significado de las glosas que se han utilizado:


FAMILIA Una palabra que corresponde a un signo en LSE se escribe con una glosa en mayúsculas y en negrita REGALO++ Para indicar que un signo se repite se añade “++” a la glosa.
PODER-NO LAVARSE-LAS-MANOS TODOS-LOS-DÍAS Cuando varias palabras en español se expresan con un solo signos, la glosa se escribe con las palabras unidas por guiones. MESA CL “mesa” Cuando se trata de un clasificador, después del signo al que hace referencia e añade CL y, entre comillas, la explicación del clasificador.
dlMARÍA Cuando se trata del deletreo de una palabra usando el alfabeto dactilológico se coloca “dl” delante del nombre a deletrear. PREGUNTAR-tu-a-mí La dirección de los verbos también aparece reflejada en las glosas. Se le añade al verbo la dirección con guiones y en minúscula.
AHÍ (derecho) MI HIJO JUGAR (derecho) Para reflejar la concordancia de la frase, es decir, en qué lado se hacen los signos, se pone entre paréntesis el lugar en el que se tiene que hacer el signo. TARDE! TÚ VIVIR DÓNDE? Cuando se trate de una oración exclamativa o interrogativa se añade al final de la frase “?” para las interrogativas y “!” para las exclamativas.
MI PADRE+MADRE REIRSE Los signos compuestos se representan con el símbolo “+” entre las dos glosas.

Y ya sabéis que tenéis muchos recursos a vuestro alcance como, por ejemplo, diccionarios para aprender signos:


DILSE Diccionario de la LSE APP DILSE Diccionario de la LSE Banco de imágenes y signos LSE DICCIONARIO INFANTIL: DESCUBRE NUEVOS SIGNOS
⤴️ Visitar web
Descargar para ANDROID

Descargar para IOS
⤴️ Visitar web ⤴️ Visitar web

Y también este libro Lengua de signos española para Dummies con el que aprender lengua de signos española: vocabulario, frases más habituales, gramática básica, etc.


En la página web de la Fundación CNSE encontrareis muchos recursos: cuentos, guías, diccionarios, etc. que os serán de mucha utilidad.

No os los perdáis: www.fundacioncnse.org